Search
Tuesday 26 September 2017
  • :
  • :

SEREMI DE SALUD DECOMISA CARACOL PIQUILHUE QUE SE VENDÍA A TRAVÉS DE REDES SOCIALES Y QUE NO ACREDITABA PROCEDENCIA NI ANÁLISIS DE MAREA ROJA.

La oficina Provincial de la SEREMI de Salud de Última Esperanza decomisó 5 kilos de Caracol Piquilhue, producto que era vendido a través de redes sociales y que no contaba con los certificados de análisis que entregan los laboratorios de la SEREMI, documento indispensable que debe tener todo producto susceptible de presentar marea roja.

La venta de caracol piquilhue era anunciada sin indicar procedencia ni acreditar la existencia de los análisis toxicológicos respectivos, en los cuales se indica que el producto se encuentra sin Marea Roja y apto para ser consumido.

Ante esta situación, la Jefa (S) de la Oficina Provincial de la SEREMI de Salud en Última Esperanza, Constanza Bravo, explicó que “se constató la venta de caracol piquilhue, del cual se desconocía su procedencia y no se encontraba con su respectivo análisis toxicológico. Por ser una venta irregular y de acuerdo a la normativa se procedió a decomisar el producto”.

Agregó que “es importante recordar a la comunidad algunas recomendaciones básicas, que son comprar sólo en locales autorizados, extraer de áreas abiertas, consumir mariscos analizados y siempre exigir los certificados toxicológicos de los laboratorios de la SEREMI de Salud”.

La Marea Roja es un fenómeno natural que se encuentra presente en Magallanes desde la década del 70, con apariciones esporádicas, y de manera permanente desde los años noventa. Su aparición se debe a floraciones de algas microscópicas que en algunas épocas del año, son abundantes y explosivas. En la región se encuentran presentes tres tipos de toxina; Veneno Paralizante de los Moluscos (VPM), Veneno Diarreico de los Moluscos (VDM), y recientemente se detectó el Veneno Amnésico de los Moluscos (VAM).

Las últimas dos intoxicaciones se registraron en septiembre de 2011, tratándose en ambos casos de pescadores. Desde 1972 a la fecha se han producido 341 intoxicados por marea roja, de los cuales 23 han fallecido, de ahí la importancia de la prevención y el autocuidado.

Share