Search
Friday 14 December 2018
  • :
  • :

“PARECIERA QUE ESTAMOS CADA DÍA PEOR”

El diagnóstico es claro. Nuestra sociedad está enferma.

Durante el último tiempo han aumentado las informaciones de hechos que nos afectan a todos de una u otra manera, si no son las horrendas denuncias y asesinatos y violaciones de niñas y niños, son los ataques delictuales e irracionales después de las marchas por reivindicaciones sociales, o los abusos y acosos en espacios televisivos. No se salvan de esto muchas instituciones que han sido destruidas por corrupción y descrédito.

Nuestra sociedad clama por sanar sus males, es cosa de escuchar lo que comentan las personas en estos mismos medios de comunicación o en las redes sociales, en estos espacios se clama por regresar a la pena de muerte para algunos delitos crueles, o la castración química, la muerte civil para corruptos, en definitiva endurecer las penas a estos crímenes con el fin que se conviertan en “ejemplificadoras”.

Una cosa si es clara, así como somos capaces de hacer el bien, en la misma medida podemos hacer daño a los demás.

Nosotros como humanos, somos el único ser en la tierra (probado) que tiene conciencia, es decir, que sabe y “sabe que sabe” y a pesar de eso, conociendo con claridad lo que sus acciones pueden provocar en otros, en sí mismo y en la naturaleza, igualmente es capaz de matar, violar, abusar o destruir.

Muchos y muchas han optado por dejar de ver las noticias en los medios de comunicación para dejar de “sufrir” con los relatos de abusos y de atropellos que se muestran a diario, pero ¿hacemos bien al quitar de nuestras vistas estas crudas realidades? ¿Hace bien esconder estas realidades de nuestras casas y de nuestros familiares? ¿Merecen nuestros hijos/as, nietos/as o hermanos/as, ver como la inocencia es violada cotidianamente?

Aunque el tratamiento que algunos medios dan a estos hechos, no es el más decoroso o delicado, no podemos tapar el sol con un dedo, estas cosas pasan y las provocan personas como nosotros. Debemos comentar, y actuar frente a esto. No basta con criticar a quienes hacen estos males, debemos educar a los nuestros a que no cometan estos atropellos que tanto nos escandalizan.

 

Javier Muñoz Vidal

Share