Search
Thursday 18 January 2018
  • :
  • :

¿CÓMO NOS HABLA FRANCISCO? DE BERGOGLISMOS Y NEOLOGISMOS.

A razón de la próxima visita del Papa Francisco a nuestros País, que incluirá las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique, la Comisión Nacional que organiza dicha visita, editó un “Diccionario de Bergoglismos”, en donde junto a otros documentos que buscan que los periodistas hablen de modo adecuado de los momentos celebrativos u ornamentos litúrgicos a utilizarse, lo novedoso es que se incluye un glosario de conceptos o “neologismos” que el Santo Padre utiliza en sus intervenciones en especial en idioma Castellano y que han sido difíciles de comprender por parte de la prensa internacional (basado en comentario del sacerdote Felipe Herrera a Radio Cooperativa)

Entre estos conceptos encontramos “balconear”, “hacer lío”, “primerear”, “misericordear”, o “pasarse de rosca” (diccionario en www.franciscoenchile.cl), pero fuera de lo pintoresco que nos puedan parecer estos conceptos, muchos de ellos ya populares en estos años de pontificado, ¿Por qué el Papa Francisco habla así?, ¿Qué propone a los cristianos y al mundo en general con este particular uso de la lengua Castellana?

El Papa, es en primer lugar, obispo de Roma y referente pastoral para el mundo, su lenguaje guarda total coherencia con el tipo de mensaje que ha llevado desde su primera aparición en el balcón de la Basílica de San Pedro el miércoles 13 de marzo del 2013, esto es, ser un pastor cercano y sobre todo, “entendible”. Desde el Concilio Vaticano II que la Iglesia Católica sigue esta vía, primero realizando sus celebraciones en la lengua del lugar (vernácula), pero las grandes ocasiones en que los pontífices se han comunicado al mundo, lo seguían haciendo en un tono ceremonioso y en extremo culto, propio de la investidura que representan, pero sin duda desde los años 60 a la fecha, el mundo ha cambiado y con excesiva rapidez.

Segundo, entonces ¿qué propone Francisco?, que se le entienda, esto desde una nueva “pedagogía papal”, de lo sencillo y lo cotidiano; es por eso que sus intervenciones están llenas de referencia al fútbol, como buen latinoamericano, él habla de “mojar la camiseta”, estar “en el equipo de Jesús”, de “ir hacia adelante”, como diríamos en Chile, “más claro echarle agua”, busca encontrarse con nosotros no sólo con su presencia, sino también con su palabra.

Para terminar en esta misma sintonía, Francisco llega a modificar el esquema de este tiempo, con planteamiento táctico audaz, de frente, proponiendo juego. Ahora lo que nos queda a todos es ser capaces de encarar esta parte del partido de la misma forma, sin “comerse la pelota”, avanzando, ganando posiciones y sobre todo, jugando en equipo, que es la forma en que se alcanzan los grandes triunfos.

Muchas son las lecciones nos puede dar Francisco para el devenir de la Iglesia, de la economía y de la sociedad en los días que se nos avecinan. Lo fundamental estar atentos de cabeza y corazón.

 

Javier Muñoz V

Share