Search
Saturday 15 December 2018
  • :
  • :

LANA DE OVEJA NATURAL DESTACÓ EN MERCADO CAMPESINO EXPO CHILE AGRÍCOLA REALIZADO EN CENTRO ESTACIÓN MAPOCHO

El ovillo pesa 100 gramos e hilarlo en un huso manual puede tardar más de dos horas, tiempo que aumenta al considerar el proceso de lavado y teñido con elementos naturales.  Se trata de un trabajo artesanal exclusivo que rescata productos suaves al tacto y con una variedad de colores resistentes al tiempo.  Y que pese al calor que a ratos superó los 28 grados de temperatura, las madejas de lanas de oveja natural terminaron seduciendo a los miles de visitantes que pasaron por el estand de la cooperativa “Hilanderas del Estrecho de Magallanes”.
Durante los cuatro días -jueves a domingo- que duró el Mercado Campesino Expo Chile Agrícola, desarrollado en el Centro Cultural Estación Mapocho, las artesanas magallánicas explicaron con detalle cada proceso de su trabajo y dieron demostraciones de hilado en huso.
“La gente valora el trabajo que hacemos y nosotras estamos orgullosas de rescatar la tradición del hilado con lana natural de oveja de Magallanes.  Estar en Santiago, exponiendo y mostrando lo que hacemos ya es un tremendo logro.  Queremos seguir creciendo, por ahora nos dedicamos a la lana en invierno y en verano a la agricultura”, explicó Marta Cárcamo, socia de la cooperativa que participó en el evento junto a la artesana, Adriana Rebolledo.
La historia comenzó hace un año, cuando dos asociaciones de mujeres, las “Virgen de la Covadonga”, ubicadas al norte de Punta Arenas, y al otro extremo de la ciudad, la agrupación “Orquídeas del Sur” sumaron sus destrezas y dejaron de lado los individualismos para crear la cooperativa “Hilanderas del Estrecho de Magallanes”.
Apoyadas por INDAP y Pro Chile, las trece mujeres asumieron el desafío de perfeccionarse para mostrar al mundo los mejores hilados y diseños del austro y recuperar así la identidad “extraviada”.
Porque la idea –aseguran- es terminar con la decepción del turista que no encuentra productos locales, más aún cuando la oferta disponible es la misma que está en otras regiones del país, en una reventa enmascarada bajo el rótulo de “artesanía local”.
La mayoría aprendió a enredar y desenredar las madejas de lana mientras jugaba de niña, y a tejer en un ejercicio de paciencia y práctica, con sencillos palillos y crochet.  Hoy, quieren más.
“Magallanes tienen mucho potencial y materia prima pero falta el desarrollo de productos en hilados, diseño y creación. Y en eso estamos trabajando.  El desafío que tenemos es mejorar en calidad, estandarización, cálculo de costos, promoción, y presentación, entre otros temas”, explicó Petar Bradasic, director regional de INDAP.
Por su parte, el seremi de agricultura, José Fernández, destacó la creatividad y el nivel de compromiso de las mujeres, la mayoría trabaja la lana sólo en los meses de invierno, cuando no hay agricultura por las bajas temperaturas.
“Lo que se aprecia hoy es fruto de un trabajo en el marco del programa de fortalecimiento para la pequeña agricultura familiar campesina que propició la Seremi de Agricultura a través de Indap y ProChile. Tienen un tremendo talento en cuanto al hilado y la organización.  Pienso que como como cooperativa van a avanzar aún más rápido”, precisó Fernández.
Más de 60 destacados emprendedores rurales de INDAP participaron en el Mercado Campesino de la Expo Chile Agrícola 2018, el gran encuentro oficial del agro que realizan el Ministerio de Agricultura y sus servicios en el Centro Cultural Estación Mapocho.

Share