Search
Thursday 20 September 2018
  • :
  • :

DE SUECOS Y LESOS

Asumió el nuevo Presidente, asumieron los nuevos ministros y asumieron los nuevos parlamentarios.

Estos últimos en edición corregida y aumentada, porque decidieron que para lo que estaban haciendo, eran muy pocos. Total, los fondos fiscales aguantan.

Nosotros, los chilenos comunes y corrientes, no tuvimos derecho a pío sobre la decisión de aumentar parlamentarios, pero si tenemos memoria para recordar que el aumento de senadores y diputados se hizo con el compromiso de que el montón  legislador no le costará ni un peso al presupuesto fiscal, es decir a todos los chilenos.

Pero el compromiso, como todos los compromisos de políticos, se olvidó rápidamente. Antes de terminar el mandato del gobierno de la Presidenta Bachelet, el Ministerio de Hacienda decretó un aporte de  2.100 millones de pesos para ayudar a solventar el trabajo de los nuevos senadores, ya que  ellos crecen de 38 a 43 este año, y siete más el 2021. Por si alguien reclamaba, dijeron que era solamente por una vez y no en forma “permanente”.

¿Y para qué necesitan más plata?

Pese a los planes de austeridad anunciados durante 2017 desde el Congreso y a los cuestionamientos surgidos por algunas irregularidades detectadas en el uso de asignaciones, en el Senado se incrementarán los recursos para que cada legislador pueda contratar a asesores durante el presente periodo. Cada senador contará con más de 105 millones de pesos entre abril y diciembre de este año para contratar personal y asesores externos.

Es decir, que el gobierno y los parlamentarios se hicieron los suecos con el compromiso de no aumentar el gasto. Total, un senador necesita plata porque apenas gana más de 60 veces un sueldo mínimo.

Esos son los suecos. ¿Y los lesos? Los que les creímos que no iban a recibir más plata de todos los chilenos.

Uno se acuerda, no sé por qué, de los libros, escritos hace 50 años, “La Cueva del Senado y los 45 senadores” y “La Cámara y los 147 a Dieta”, en los que el periodista Eugenio Lira Massi hizo una mordaz semblanza de todos los integrantes de las dos cámaras legislativas del Congreso Nacional.

La Cueva ya no es de 45, sino de 50 senadores.

Share