Search
Friday 24 November 2017
  • :
  • :

42 TRABAJADORES DE LA REGION SERAN MONITORES DE RUIDO Y PODRAN PREVENIR EN SUS TRABAJOS LA HIPOACUSIA O SORDERA

Por segundo año consecutivo la Sección de Ruidos y Vibraciones del Instituto Salud Publica de Chile (ISPCH), el Ministerio de Salud y la SEREMI de Magallanes realizan la capacitación denominada “Curso de Formación de Trabajadores Monitores de Ruido Ocupacional” orientada a trabajadores de diversas empresas de la región.

La hipoacusia o sordera es una de las enfermedades profesionales de mayor prevalencia en los trabajadores a nivel nacional. En nuestra región entre el año 2015 al 2017, la SEREMI, a través de la Compin, ha emitido 99 resoluciones por incapacidad permanente y como primera causal.

Este curso, que fue dictado durante tres días, benefició a 42 trabajadores, quienes fueron capacitados en conceptos como la exposición al agente ruido, los aspectos legales y técnicos relacionados con el riesgo físico del ruido ocupacional. Lo anterior, para poder formarlos como referente técnicos regionales al interior de las empresas donde se desempeñan.

El SEREMI de Salud Oscar Vargas señaló que es importante decir que “el Ministerio de Salud se ha comprometido en disminuir las tasas de enfermedades profesionales y esta es una de las formas que tenemos de trabajar, el comprometer a los trabajadores y a las empresas a generar ambientes que propendan a una mejor salud laboral y entre ellos reducir los factores riesgo que pueden producir sordera en aquellos lugares con exposición a ruido. Decir que al año estamos certificando entre 30 y 40 personas por discapacidad por sordera como primera causa y ese es un número importante. En la medida en que todos nos comprometamos; Estado, empresas y los trabajadores, a cumplir con los protocolos, esto nos va a ayudar a tener una mejor salud y trabajadores más comprometidos”.

Mauricio Sánchez, jefe de Sección de Ruidos y Vibraciones ISPCH, manifestó que esta capacitación busca entregar conocimientos y empoderar a los trabajadores en la temática de ruido para que ellos, de alguna manera, sean los primeros fiscalizadores en sus lugares de trabajo y con ello contribuyan a disminuir las consecuencias de una exposición sostenida a este agente.

Sánchez indicó que el deterioro de esta capacidad producto de la exposición a ruido, se traduce que en cortos años la persona va perdiendo su capacidad auditiva, sin darse cuenta en primera instancia, y posteriormente dificultándose la comunicación, el entendimiento de la palabra y finalmente al punto que ya no pueda comunicarse y vea deteriorada su calidad de vida.

Como mensaje a los trabajadores y trabajadoras, el profesional del ISPCH hizo un llamado a “empoderarse del tema, que los trabajadores conozcan que existe una ley que establece un seguro contra accidentes y enfermedades, que hay normativas asociadas y además límites que no deben ser superados. En función de esto las empresas tienen que implementar métodos preventivos recomendados por las mutualidades y de esta forma estableciendo métodos de control, utilizando sus elementos de protección auditiva y participando activamente en las capacitaciones, tomando conciencia de un problema que se traduce en enfermedad, que puede deteriorar su calidad de vida porque la pérdida auditiva es una enfermedad irreversible”.

Uno de los asistentes Mauricio Frías de Enap Magallanes calificó de positivo el taller ya que profundiza en la prevención de la pérdida auditiva en consideración que hay trabajadores expuestos y no están en conocimiento. En tanto, Jacqueline Oyarzún de la empresa externa de Sandra Gaete, que presta servicios al Hospital Clínico de Magallanes (HCM), manifestó que en su calidad de supervisora se debe estar en conocimiento d diversos temas para orientar y prevenir accidentes. ”De hecho nosotros tenemos 25 personas que laboran en lavandería del HCM y están expuestas al ruido de las máquinas y tengo entendido que este curso me va a permitir a mí también poder enseñar lo que he aprendido en este curso y así evitar y prevenir esta enfermedad”.

Los futuros monitores de ruido se desempeñan en empresas como Mina Invierno, Enap, Komatsu, Constructora PAMA, Comercial Comtesa, Pesquera Isla Lennox, lanera Standart Wool, Concremag; Casino Dreams, Laboratorios Dentales, Contratistas menores, entre otros.

 

Share